Héctor López

 

”Manos extraordinarias que dan vida a animales increíbles”

Héctor López es un artesano que elabora alebrijes de madera de copal y otras maderas pintados a mano con una maestría que solo se logra con años de trabajo, creatividad y una técnica impecable. Héctor y su familia fundaron el taller llamado “La casa de la Iguana” en el poblado de San Antonio Arrazola.

La técnica es un proceso largo. Se talla la pieza en madera de copal sobre todo y se tiene que dejar secando por un tiempo a veces hasta de un año para permitir que la madera se seque completamente antes de pintarla. Una vez la pieza seca se procede a pulirla de manera que la pintura, que normalmente es elaborada con pigmentos naturales, se aplique a la pieza. Al pintarla se usan símbolos de la cultura mixteca y zapoteca lo que hace que las piezas tengan siempre una referencia a las culturas prehispánicas de la zona.

En la pintura de las piezas se usan símbolos mixtecas y zapotecas, una combinación increíble de colores y una maestría en el pintado. El resultado final son verdaderas obras de arte muy apreciadas por los coleccionistas de arte popular.